Después de más de 10 años realizando reportajes fotográficos a todos los bautizos celebrados en la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Torrelodones, quiero daros algunos consejos para que, si acabas de tener un bebé, no perdáis la oportunidad de hacer esas fotos que se convertirán en recuerdos para toda la vida.

 

Bautizo en la Iglesia de Torrelodones 04Ten la cámara siempre preparada y a mano

No tengas la cámara guardada en tu armario, déjala en el salón, donde no moleste pero siempre preparada para disparar en cualquier momento.

Teniendo tu cámara con la batería cargada y siempre a mano, tendrás la oportunidad de hacer muchas más fotos que si tienes que ir a buscarla … si tienes suerte de encontrarla a la primera…

No limites tu reportaje. Cuantas más fotos hagas, mejor.

Lo más común es que tomemos muchas fotos del bebe durante sus primeras horas de vida, los días siguientes y las próximas semanas. Sin embargo, es fácil que caigamos en la relajación pasado un tiempo. Pensamos que el bebe no cambia porque estamos todos los días con él, pero para la gente que no le ve a diario los cambios son muy significativos.  Márcate unas pautas que sean constantes y haz una sesión de fotos cada cierto tiempo.

Bautizo en la Iglesia de Torrelodones 02

Cambia el punto de vista; te sorprenderán los resultados.

Una de las reglas más importantes es situarse a la altura de los ojos del bebe, incluso por debajo de él. No dispares desde tu altura, a no ser que quieras destacar algo desde esa perspectiva.

No tengas miedo de abusar del zoom.

Los primerísimos planos serán los que más detalles nos muestren, así que no tengas miedo de acercarte y llenar la foto con partes de tu bebe.

Enfoca siempre a los ojos.

Lo que más nos va a atraer la atención de una foto será el elemento más enfocado. Una buena composición, con unos colores atractivos y con una iluminación estupenda, no servirán de nada si los ojos quedan desenfocados.

Céntrate en algún detalle de su cuerpo.

Una manera distinta de hacerles fotos es centrase en el detalle. Un pié, una mano, una oreja…Utiliza el modo macro y conseguirás centrar la atención en esos detalles pequeños que de otro modo pasarían inadvertidos.

Bautizo en la Iglesia de Torrelodones 03

Procura usar el modo de disparo de ráfaga.

Utiliza el modo ráfaga si tu cámara te lo permite. De esta forma tendrás una secuencia de fotos muy seguidas para escoger la que más te guste.

Aunque creas que todas las fotos van a ser iguales, te sorprenderá ver las diferencias entre ellas y sobre todo te ilusionará ver el resultado de una de ellas que de otra forma hubiera sido muy difícil de conseguir.

¿Con flash o sin flash?

Es un dilema. Particularmente recomiendo hacer las fotos con flash incluso en exteriores, para suavizar las sombras.

Unos pediatras dicen que los bebés no tienen desarrolladas completamente todas sus facultades visuales y que la luz directa a los ojos puede ser molesta, mientras que otros consideran que esto no afecta en absoluto al bebé. En cualquier caso, no conozco ningún síntoma perjudicial como consecuencia de la luz que provoca el flash. Será vuestra decisión el utilizar el flas o no y siempre puedes rebotar la luz del flash en vez de dirigir la luz directamente al bebé.

Bautizo en la Iglesia de Torrelodones 01Prueba a usar la luz indirecta.

Si no dispones de un flash externo u optas por no utilizarlo, prueba a usar la luz  natural de forma indirecta.

Aprovecha la luz de una ventana si estás en interiores o dispón al bebe de forma que reciba la luz lateralmente. Es uno de los recursos   más utilizados en fotografía para resaltar las formas y los relieves.

Prueba en Blanco y Negro y/o Sepia.

Convierte las fotos que consideres a blanco y negro para dar un toque especial a tu reportaje. Eso sí, dispara en color y posteriormente las conviertes a blanco y negro con el software que consideres, aunque tu cámara permita disparar en blanco y negro. Si disparas en blanco y negro perderás toda la información de color.

Comentarios cerrados.