Afortunadamente las bodas han sufrido unos cambios muy significativos, tanto en el evento como tal como en su preparación. Hoy en día, más del 90% de las parejas buscan en la RED sus proveedores siendo la planificación mucho más exhaustiva y contratando después de muchas comparativas.

El coste medio de una boda es de 20.000 €. Hace décadas este gasto era costumbre que lo asumieran los padres de los novios, sin embargo en la actualidad los novios prefieren asumir ese gasto mediante sus ahorros, sólo en caso necesario recurrirían a la ayuda de sus padres.

La edad de los contrayentes se ha incrementado; actualmente la edad media es de 30 años y aunque esta característica les hace ser más exigentes también son muy buenos pagadores.

Entrando ya en materia, hay que tener en cuenta que gracias a las redes sociales, la exposición de los novios, la madrina,  los hermanos del novio y la novia … y un largo etcétera, va a ser mucho mayor que antes. Por tanto se van a cuidar al máximo los detalles de todos los partícipes de la boda, puesto que serán analizados por cientos de personas.

Los novios tienen claro que aunque el presupuesto sea ajustado, hay gastos imprescindibles; el lugar donde se realice la ceremonia, el salón para la celebración, el catering, el traje y vestido de los novios y por supuesto el fotógrafo. Afortunadamente ya todos los novios se han dado cuenta de que, aunque su primo tenga una cámara digital “profesional”, los resultados no van a ser los mismos que contratando a un profesional del sector. Hoy en día los novios tienen muy claro el tipo de reportaje que quieren y por ese motivo yo siempre me reúno previamente con los novios para ajustar el reportaje a sus preferencias para que de esta manera nunca se encuentren nada que no les satisfaga.

¡Os espero!

Comentarios cerrados.